Como ocurre cuando vas al médico todos los años para realizarte el chequeo anual de rutina para saber que todo está bien, necesitas contar con información. Es así que te realizas los estudios, los análisis de sangre y demás para obtenerla. Luego el médico con esa información realizará ese diagnóstico.

Cuando decides invertir en el mercado financiero, lo que estás haciendo básicamente es financiar al emisor de los activos financieros, es decir, inviertes en la empresa o en el organismo gubernamental que emite la deuda.

Como el médico con tu examen de rutina, tu necesitas contar con información que te permita determinar el estado de salud de la empresa en la que vas a invertir cuando te dispones a comprar acciones por ejemplo.

A diferencia del médico, en este caso no peligran vidas humanas aunque la falta de información y análisis podría hacerte perder mucho dinero y hacerte vivir una muy mala experiencia por la que no necesitas pasar.


El análisis fundamental te permite analizar mediante herramientas financieras el valor justo que debe valer un título. Conociendo el precio que debe valer un título, serás capaz de saber si este está subvaluado o sobrevaluado y, por ende, sabrás si es más probable que su precio deba aumentar o bajar.

Una empresa cuando se crea es con el fin de satisfacer una demanda insatisfecha en la sociedad y obtener una rentabilidad a partir de esto. Para cumplir con su cometido, la empresa necesita contar con financiamiento y muchas veces éste se da a partir de la emisión de acciones. 


Recuerda que las acciones te dan derecho a participar de los resultados del negocio de la empresa. Por otro lado, si la cotización de la acción sube en el mercado, obtendrás una ganancia también a partir de su negociación.

Análisis fundamental de una empresa

Análisis Macro

Podemos decir que un buen desempeño del negocio de la empresa repercute en el precio de su acción pues: si la empresa cumple con su misión, tiene buena facturación, se hace más rentable y posee un flujo de efectivo acorde por los ingresos de esas ventas, esta pasa a tener mayor valor. 


Para que todo esto pase, la empresa debe desarrollarse en un contexto propicio para expandir su negocio. Es por eso que debes tener en cuenta a la hora de comenzar con el análisis funcional la situación económica del país y región donde la empresa desenvuelve su negocio. 

No es lo mismo invertir en una empresa que fabrica helados en la Antártida que si los fabrica en Puerto Rico.

Análisis Sectorial

Si te metes en un nivel más profundo de análisis, lo que sigue es analizar variables que impacten directamente en el negocio de la compañía como ser la competencia, las barreras de entrada o salida de una empresa en ese negocio, el poder de negociación con clientes y proveedores, etc.

Una empresa mejor posicionada en este análisis debería tener un mayor valor versus otra que no esta tan bien posicionada.


Análisis de la empresa

Avanzando en un nivel mayor, el análisis fundamental también comprende los aspectos cualitativos y cuantitativos que hacen a la empresa.

Analizar aspectos cualitativos implica que te detengas a revisar el caracter de los accionistas, si se trata de una empresa que se supo adaptar a los cambios, si posee trayectoria y se supo mantener en el tiempo, la formación profesional del management, etc.

Por otro lado, esta información no es completa si no analizas la información cualitativa junto los estados financieros de la compañía: estos te brindarán información cuantitativa al cierre del ejercicio económico para que puedas conocer si la empresa posee una buena salud en cuanto a su solvencia, liquidez, rentabilidad o crecimiento de la misma.


El análisis fundamental es una buena herramienta para analizar si el valor de la acción de una empresa está subvaluada o sobrevaluada con respecto a su precio de mercado pero debes prestar atención a que exista información de la firma que no se encuentre todavía explícita en los estados financieros y que puedan afectar el valor futuro de la acción.