Muchas veces hablamos en la mesa donde comemos con nuestra familia sobre política, religión, fútbol y muchos temas más sin que las finanzas sea uno de ellos.

Nunca se hablan de temas de ahorro, sobre cuánto dinero ahorran tus padres, tus amigos, tu entorno. Suele ser un tema tabú que no te permite tener una idea hacia dónde debes dirigirte financieramente en tu vida.

Es por eso que trataremos de darte una guía para que puedas planificar tu ahorro en base a la etapa de la vida en la que te encuentras.

• Entre los 20 y 30 años

En esta etapa de tu vida sueles ver a la vejez como algo lejano en el tiempo y no te preocupas por ahorrar parte de tu sueldo. Simplemente consumes y gastas en lo que te gusta sin postergar ninguna necesidad de satisfacción para más adelante. Vives el momento y de eso se trata.


Suele ser cada vez más la etapa donde más dinero se derrocha y donde las empresas direccionan sus acciones de marketing para captar esta población que desea tener lo último en tecnología y moda.

Si bien quizás es la etapa dónde más fácil te sería ahorrar y de tener el dinero trabajando para ti para que más adelante debas esforzarte menos, como no suele suceder, te recomendamos que ahorres al menos el 10% de tu sueldo mensual.

De esta forma, al terminar el período tendrás los ahorros equivalentes a un año entero de trabajo.

• De 30 a 40 años

En este período es donde se suelen tomar las grandes decisiones y es quizás donde más atención debas prestar a la hora de planificar tus ahorros.


Una zanahoria que se persigue comúnmente a esta edad es el sueño de tener el techo propio. Hoy en día, esta inversión no se considera una inversión en sí, sino más bien como un pasivo que te quitará dinero todos los meses. 

Los inmuebles suelen ser tan caros que comprarte una propiedad para rentarla suele ser menos rentable que utilizar ese dinero en inversiones financieras que te ofrezcan una tasa mayor sin tener que lidiar con los problemas de tener inquilinos en un departamento.

Es mejor invertir en activos financieros y utilizar los intereses para pagar el alquiler del lugar donde vives en este momento.

En esta etapa de tu vida debieras poder ahorrar el 20% de tu salario mensual para poder obtener los ahorros equivalentes al doble de un año de trabajo.

• De 40 a 50 años

Aquí llegas a la madurez de tu vida y seguramente tus ingresos hayan aumentado acorde a tus conocimientos. Debes ser prudente a la hora de invertir y debes buscar alternativas más seguras de inversión que no te prometan dinero fácil.


En esta etapa de tu vida debes hacer un mayor esfuerzo para duplicar el ahorro que te permita relajarte más adelante.

Se recomienda que ahorres hasta un 50% de tu sueldo para poder obtener al final de la etapa el equivalente a cinco veces tus ingresos anuales.


• Más de 50 años

Como cada vez se prolonga más la expectativa de vida, es común que a esta edad todavía sigas trabajando y generando ingresos. Pero es en esta etapa donde comienzas a cosechar lo que sembraste anteriormente en períodos anteriores.


Aquí tus inversiones debieran ser conservadoras y que sean sinónimo de tranquilidad y previsibilidad.

Con esto queremos decirte que no hay recetas mágicas, simplemente mostrarte un camino por el que debieras comenzar a navegar.